Contra viento y marea

Este fin de semana se celebró en la Estación Invernal y de Montaña de San Isidro el Campeonato de Castilla y León, Memorial Secundino Rodríguez «Cundi», de Esquí Alpino en las modalidades de U14 y U16.

Los augurios no eran muy favorables ya que la temperatura en el puerto había subido considerablemente después de la nevada del viernes por la mañana y la nieve prometía estar demasiado blanda. Y desgraciadamente no nos equivocamos, el sábado por la mañana llegamos a la estación con una temperatura por encima de los 5º y rezando para que la pista aguantase los más de 100 corredores inscritos, provenientes de La Rioja, Cantabria, Aragón, Madrid, Castilla y León y, por supuesto, Asturias.

Nosotros llevábamos siete corredores: en U14, Javier Eguíluz Fernández, Jaime Fernández Álvarez y Romeo Rodríguez Huerta; en U16, María Coloma Barrera, Marta Fernández-Gayol Gallego, Iñigo de la Fuente Balmori y Lucas San Martín Velarde.

Pero no, no aguantó la nieve y pronto descubrimos que la carrera se iba a convertir en un ejercicio de supervivencia: 33 abandonos entre las dos mangas del GS; entre ellos Javier, Marta, María y Lucas. A pesar del infortunio de los caídos, que sin duda habrían luchado por los primeros puestos, todavía conseguimos subir al podio: Jaime se alzaba con la segunda plaza escoltado por Romeo en el sexto puesto en U14. E Iñigo también alcanzaba un meritorio quinto puesto en U16.

El domingo, la temperatura bajó ligeramente para el slalom pero lo «enganchona» que estaba la nieve nos tenía, a los familiares y amigos de todos los corredores que habíamos llegado a ver la carrera en directo, con los nervios a flor de piel. Y de nuevo se cumplieron los peores pronósticos: Javier, que estaba luchando por el liderato de la Copa Cordillera, volvió a caer en las dos mangas y Romeo en la segunda. Sin embargo, Jaime nos volvió a dar una alegría al subirse al tercer cajón del podio y Marta, después de darnos un susto por una descalificación provisional que fue posteriormente anulada gracias al video que habíamos grabado, se aupaba a la segunda plaza con dos bajadas de infarto.

María Coloma también se metía en el Top-Ten de U16 con su octavo puesto, el mismo puesto que Lucas en la categoría masculina.

En definitiva, otro fin de semana en que los corredores del Aller Esquí Club se suben al podio y, eso, para un club pequeño como el nuestro, es un auténtico éxito que se repite carrera tras carrera. ¡Enhorabuena a todos!

Y ahora, para acabar esta modesta crónica, una pullita. Los corredores, cuando acaban cada manga, se arremolinan en torno a la pizarra en la que la organización escribe los tiempos, para ver cómo van, quién les ha ganado y a quién han vencido; y las familias también  apuntamos los tiempos y hacemos cuentas para esconder nuestros nervios. El sábado, después de un incidente con los tiempos de los U14 hombres, alguien decidió, supongo que el DT, que ya no se cantaba ningún tiempo mas por la megafonía, ni se escribía en la pizarra, una ley de silencio para evitar que los que veíamos la carrera pudiésemos detectar cualquier error que se cometiese con el cronometraje, supongo.  Ni siquiera se dieron los resultados al finalizar la manga por lo que se invirtieron los dorsales en vez de los tiempos  ¿Tan difícil es hacer una carrera sin que sus responsables cometan ese tipo de torpezas? Al final, nos fuimos tras finalizar la prueba sin saber cuáles eran los resultados y pensando que a algunos no les interesa que las carreras de esquí tengan público, un poco triste, la verdad…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *